Cómo atrapar a una mujer siendo infiel

Las infidelidades no son actos exclusivos de los hombres, sobre todo en los tiempos modernos. Algunas investigaciones y encuestas tales como la realizada por la Universidad de Indiana en Bloomington han demostrado que si bien es cierto las chicas aun no alcanzan a los hombres en cuanto a la incidencia en los actos de infidelidad, cada día le están pisando más los talones en este tema. Aproximadamente un 23% de los hombres suelen cometer infidelidad mientras que entre las mujeres este número ronda el 19%, demostrando que las mujeres están lejos de ser tan fieles como se suele creer.

La fidelidad que caracterizaba a las chicas y que la mayoría de las personas suele conocer responde a una reputación muy trabajada que viene de tiempos antiguos. Lo cierto es que anteriormente entre las mujeres la fidelidad era una característica que ellas destacaban. Ser infiel era algo prácticamente impensable para ellas debido a las estigmas que gran parte de la sociedad podía ejercer sobre ellas y aunque este riesgo a ser juzgada no es que haya desaparecido de entre la gente, hoy en día ellas cuentan con algo más de libertad e igualdad que las motiva a cometer esos actos de engaño.

Las mujeres tienen tanto deseo sexual y atracción como lo tienen los hombres, pero ellas buscan tener un momento de sexo más duradero, mientras que los hombres buscan satisfacer un orgasmo, y esto era algo que antes se negaba y que hoy en día se ha llegado a aceptar por la mayoría, por lo que cada vez son más las mujeres que aprovechan cuando tienen oportunidad para tener una aventura sin ser descubierta. Es por esto que hoy en día a los hombres les preocupa mucho más el saber si son engañados por su pareja, ya que son conscientes de que actualmente los riesgos son mayores.

Las mujeres son más inteligentes para las infidelidades

Gran parte del miedo que atormenta a los hombres de hoy en día respecto a la posible infidelidad de su chica está muy bien justificado, ya que es un hecho que a pesar de que históricamente son ellos los que tienen mayor experiencia en este tema, por algún motivo las chicas han aprendido a hacerlo mucho mejor, siendo infieles en muchas ocasiones sin siquiera levantar la más mínima sospecha.

Las mujeres que son infieles son muy difíciles de atrapar, y todo esto responde en su mayoría a la forma en la que miran el acto sexual. Mientras que algunos hombres se sienten orgullosos de tener muchas mujeres y muchas veces tienen amantes solo para aumentar la lista de chicas que han pasado por su cama, a las mujeres esto no les importa en lo absoluto sino que su mayor motivación simplemente es la diversión y el placer que pueden obtener. En el caso de los hombres eso les puede jugar en contra a la hora de mantener la discreción en sus asuntos, pues ocurre mucho que los chicos presumen entre sus amigos y conocidos de su infidelidad, algo que los hace ser presa fácil. Por otro lado las chicas han aprendido a cuidarse mucho las espaldas porque en la mayoría de los casos tanto los hombres como las mismas mujeres pueden juzgarlas fuertemente si descubren su infidelidad, por lo que hacerlo con la mayor discreción posible es muy importante para ellas.

¿Cómo saber si tu mujer te es infiel?

Como bien les dijimos, atrapar a una mujer infiel es algo considerablemente más difícil de lograr que atrapar al hombre infiel, por el simple hecho de que ellas cuidan todos los detalles para mantener la discreción en su aventura. Pero esto no quiere decir que su método sea infalible. A pesar de todo existen ciertos detalles que puedes tomar en cuenta a la hora de analizar a tu chica que te pueden dar una pista de si estas siendo víctima de engaño o no.

Fíjate en las señales sutiles: Las chicas que son infieles saben muy bien como ocultar las señales obvias de engaño tales como perfume, regalos de pretendientes, pero en ocasiones puede que no logren ocultar otras señales más relacionadas a su subconsciente, cosas como el interés que muestra en ti, comportamiento distraído, cambios repentinos en su apariencia, entre otros. Estas últimas señales suelen indicar que la chica se siente algo culpable o que ha despertado un nuevo interés que te opaca.

También presta atención a su comportamiento en las redes sociales y en mensajería con su teléfono. Si conoces a tu chica y sabes que no suele ser muy activa en estos medios y de repente parece participar más de lo normal, esta puede ser una señal de que algo extraño le está pasando. Aun más fundamentadas pueden ser tus sospechas si observas que al usar su teléfono cerca de ti se comporta de manera nerviosa.

Investígala: A pesar de que las chicas suelen ser muy cuidadosas con sus teléfonos y cualquier cosa que pueda delatarlas, en ocasiones pueden haber detalles que olviden cuidar. Con mucho cuidado de no ser descubierto en el proceso debes aprender a prestar atención a su celular, de manera sutil revisarlo mientras no te observa, así como algunas de sus cosas personales. Pero tampoco te obsesiones con este método pues puede terminar metiéndote en problemas y además no te asegura ningún tipo de éxito, solo no lo descartes por completo.

Cambia tu rutina: Si en ocasiones te decides a aparecerte sin previo aviso en casa, en su trabajo o en algún sitio que sabes que frecuenta, puedes toparte con la evidencia más clara de una infidelidad, atraparla en el acto. Las chicas infieles aprovechan esos momentos en los que saben que su pareja no está ni remotamente cerca para cometer el engaño, así que no es mala idea salir de la rutina y darle alguna sorpresa. Asegúrate de tener una buena justificación para aparecerte de esa forma pues sino  se dará cuenta de tus dudas y harás que sea más precavida. Además no abuses de esta estrategia pues delatará que tienes sospechas.

Deja una respuesta